Bienestar y salud

Pareja activa

Información esencial
Todos saben que una dieta equilibrada y nutritiva es fundamental para llevar una vida saludable. Pero, ¿sabía que los patrones de alimentación y las elecciones de alimentos también juegan un rol importante a la hora de prevenir las caries y la enfermedad de las encías? Tal vez sea de esas personas que se dejan tentar por la vista al momento de comer, pero debe saber que en la ingesta de alimentos, la boca, los dientes y las encías no solo se dedican a triturar lo que sus ojos le llevaron a consumir, sino que actúan como factores fundamentales en la masticación y deglución de los alimentos: los pasos iniciales del proceso de digestión. Su boca es el primer punto de contacto entre usted y los nutrientes que consume, de manera que los alimentos que decide comer no solo tienen consecuencias en su salud general sino que inciden sobre la salud de sus dientes y encías. De hecho, si usted tiene una mala alimentación, los primeros signos de esta suelen percibirse en la salud dental.

Su alimentación y las calorías que necesita dependen de la edad, el sexo, el nivel de actividad física y otros factores de salud, pero según MyPlate, un sitio web del Centro de Políticas y Promoción de la Nutrición, un organismo del Departamento de Agricultura de EE. UU., una dieta equilibrada y saludable debe incluir:

Frutas y verduras.
Combinadas, deberían cubrir la mitad de su plato.
Granos. Al menos la mitad de los granos que consume deberían ser integrales, como por ejemplo avena, pan de harina integral y arroz integral.
Lácteos. Elija a menudo productos lácteos descremados o parcialmente descremados.
Proteínas. Opte por proteínas magras, como carnes magras, carnes de ave de corral sin piel y pescados. Elija proteínas variadas, así también incluye en su dieta huevos, alubias, arvejas y legumbres. Ingiera al menos ocho onzas de mariscos a la semana.

Además de la dieta, también es importante hacer actividad física para gozar de buena salud. Los adultos deben hacer al menos dos horas y media de actividad física moderada por semana.

Si desea obtener más información sobre cómo alimentarse correctamente, visite la Academia de Nutrición y Dietética.

Bocadillos
Por el bien de la salud dental, se recomienda limitar la ingesta de alimentos y bebidas entre comidas. Por supuesto que algunas veces es necesario comer entre comidas. Lamentablemente, la mayoría de las personas optan por comer bocadillos dulces y patatas fritas, alimentos que dañan los dientes y contribuyen a la formación de caries. Si come bocadillos, elija los nutritivos, como queso, yogur, frutas, verduras o nueces, para gozar de buena salud general y tener una dentadura saludable. ¿Sabía que ciertos alimentos contribuyen a la formación de caries y a la aparición de problemas que atentan contra su salud dental? Encontrará algunos en MouthHealthy.

Nuevas normas para el almuerzo escolar
Según el Programa Nacional de Almuerzos Escolares, más de 23 millones de niños y adolescentes tienen sobrepeso o son obesos, por lo que corren un riesgo mayor de padecer enfermedades graves como diabetes, enfermedades cardíacas, cáncer y accidentes cerebrovasculares cuando sean más grandes.

Es por ello que a través del Programa Nacional de Almuerzos Escolares se está trabajando para garantizar que cada niño tenga acceso a opciones de almuerzo saludables en la escuela. Las nuevas normas para los almuerzos escolares y el incentivo de fondos federales (seis centavos por almuerzo) otorgado a las escuelas que cumplan estas normas, contribuyen a esta iniciativa.

Los cambios en los almuerzos escolares incluyen: más frutas, verduras y granos integrales, leche descremada o parcialmente descremada y reducción de calorías, sodio y grasas no saludables. 

Dieta y caries
Lo que usted come y bebe puede incidir directamente sobre la formación y el avance de las caries, según:

  • Las características de los alimentos: si son líquidos, sólidos, pegajosos o de lenta disolución marca la diferencia.
  • La frecuencia con la que consume alimentos y bebidas azucarados y ácidos.
  • La composición nutricional de los alimentos.
  • La combinación de los alimentos que consume y el orden en el que los come.
  • Las afecciones médicas que pueda tener, como reflujo gastrointestinal y trastornos alimentarios, lo cual aumenta el riesgo de tener caries y dientes debilitados.

Las bacterias presentes en su boca se alimentan de los carbohidratos, de manera que cuando deja de consumir azúcar y otras fuentes de carbohidratos simples que se fermentan fácilmente, reduce el riesgo de tener caries. Restrinja el consumo de azúcares agregados en su dieta. Para ello, lea las etiquetas nutricionales para averiguar la cantidad de azúcar que tiene el alimento. Dado que los ingredientes se enumeran en la etiqueta por orden de importancia, del más al menos importante, si uno de los términos que aparecen más abajo figura como uno de los primeros ingredientes de la lista, sin duda alguna ese alimento contiene un porcentaje elevado de azúcar. Otro consejo para identificar la presencia de azúcar en los alimentos: los términos que finalizan en "osa" indican que los alimentos contienen diferentes tipos de azúcar.

A continuación se enumeran algunos tipos comunes de azúcar agregado:

  • azúcar
  • glucosa
  • azúcar moreno
  • dextrina
  • azúcar de caña
  • jugo de caña evaporado
  • azúcar glacé o impalpable
  • jugo de fruta concentrado
  • azúcar moreno natural
  • miel
  • azúcar sin refinar
  • jarabe de maíz con alto nivel de fructosa
  • endulzantes de maíz
  • azúcar invertido
  • jarabe de maíz
  • jarabe
  • azúcar de caña cristalizada
  • jarabe de malta
  • maltosa
  • jarabe de arce
  • fructosa
  • melaza

Las principales fuentes de azúcar agregado en la dieta y los porcentajes

  • refrescos, bebidas energéticas, bebidas deportivas, 35.7%
  • postres a base de harinas y derivados de cereales (tortas, pasteles), 12.9%
  • bebidas frutales, 10.5%
  • postres a base de lácteos (helados), 6.5%
  • dulces, 6.1%
  • cereales procesados, 3.8%
  • azúcares y miel, 3.5%
  • té (endulzado), 3.5%
  • panes con levadura, 2.1%
  • el resto de los alimentos, 15.4%

Fuente: Dietary Guidelines for Americans, 2010   

Alimentos que pueden atentar contra su salud dental
Los alimentos no nutritivos y con muchas calorías, como los dulces (en especial los que son duros o pegajosos como paletas de dulce, caramelos masticables y caramelos comunes), las golosinas, como galletas, tortas y panecillos, y los bocadillos, como las patatas fritas, resultan dañinos para los dientes, no solo porque no aportan ningún valor nutricional, sino porque además la cantidad y el tipo de azúcar que contienen se puede adherir a los dientes. Las bacterias presentes en la boca se alimentan de esos azúcares y liberan ácidos que son los que causan las caries.

Las bebidas que contienen azúcar, es decir, las gaseosas, la limonada, el jugo y el café o el té endulzados (caliente o frío), son particularmente dañinas porque se las bebe a sorbos, lo que genera un constante contacto de los dientes con el azúcar y, por ende, contribuye a la formación de caries. Conozca más acerca de los efectos potencialmente dañinos que tienen las bebidas ácidas y azucaradas sobre la salud dental en: Programa "Los refrescos dañan los dientes" de Indiana Dental Association.

Los alimentos nutritivos ácidos, como los tomates y las frutas cítricas, también pueden afectar el esmalte dental, por lo tanto, ingiéralos como parte de una comida elaborada, no solos. Las frutas secas, incluyendo las pasas de uva, también son buenas opciones para incorporar a una dieta saludable, pero debido a que son pegajosas y se adhieren a los dientes, los ácidos de la placa que producen siguen dañando la dentadura mucho después de haber dejado de comerlas. En su lugar, opte por una fruta fresca.

Alimentos que pueden contribuir a la salud dental
El queso, la leche, el yogur natural, el tofu fortificado con calcio, las verduras de hoja verde y las almendras son alimentos que pueden beneficiar la salud dental gracias al alto porcentaje de calcio y de otros nutrientes que aportan. Los alimentos ricos en proteínas, como la carne roja, la carne de aves de corral, el pescado, la leche y los huevos, son las mejores fuentes de fósforo. Estos dos minerales juegan un rol importante en lo que a salud dental se refiere, ya que protegen y regeneran el esmalte de los dientes.
Las frutas y verduras son buenas elecciones alimenticias para lucir una sonrisa saludable, ya que tienen un alto porcentaje de agua y fibra, componentes que contrarrestan los azúcares que contienen y ayudan a limpiar los dientes. Estos alimentos también ayudan a estimular la producción de saliva, la cual elimina de los dientes los ácidos dañinos y las partículas de comida, además de contribuir a neutralizar los ácidos, a fin de evitar la formación de caries. Además, muchos contienen vitamina C (importante para tener encías saludables y rápida cicatrización de las heridas) y vitamina A (otro nutriente clave para la regeneración del esmalte dental).

Definitivamente, el agua, en especial el agua con flúor, es la bebida más inocua para los dientes.

Sustitutos del azúcar y productos sin azúcar
Los sustitutos del azúcar pueden ser como el azúcar en apariencia y sabor pero no contribuyen a la generación de los ácidos causantes de las caries que dañan sus dientes. Hay muchos tipos de sustitutos del azúcar, como por ejemplo el aspartamo, el eritritol, la sacarina, la sucralosa, la isomaltosa, el sorbitol, el acesulfamo potásico y el manitol. Tal vez reconozca algunos de estos nombres de la lista de ingredientes en los paquetes de alimentos, o los conozca por su nombre comercial (Splenda, Equal y Sunett).

Consejos para reducir el riesgo de tener caries:

  • Cepille sus dientes dos veces al día durante dos minutos para eliminar los restos de azúcares y comida. 
  • Limite la ingesta de bocadillos entre comidas.
  • Tome decisiones acertadas a la hora de elegir alimentos y bebidas, a fin de reducir al mínimo la cantidad de azúcar agregado en su dieta.
  • Incluya lácteos, muchas frutas y verduras, y agua en su dieta, ya que todos ellos contribuyen a su salud dental.

Fuente: ADA - mouthhealthy.com

Consejos nutricionales rápidos

Consejos nutricionales
Seguir una dieta adecuada y nutritiva no solo contribuye a la salud del organismo, sino también a la de la boca. La nutrición es fundamental para la salud y limpieza de los dientes, las encías y la boca.

Limite la ingesta de gaseosas, café y bebidas alcohólicas
Si bien estas bebidas contienen un alto porcentaje de fósforo, un mineral necesario para gozar de buena salud dental, demasiada cantidad de este puede reducir notablemente el nivel de calcio en el organismo. Eso causa problemas relacionados con la higiene dental, como caries y enfermedad de las encías. Las bebidas que contienen aditivos, como jarabe de maíz y colorantes comestibles, pueden hacer que los dientes blancos perlados luzcan opacos y descoloridos. Por lo tanto, lo mejor es elegir bebidas como la leche que ayuda a fortalecer los dientes y a generar un esmalte más fuerte que le permitirá lucir una sonrisa hermosa y saludable.

Beba agua del grifo siempre que pueda
Si la mayor cantidad de agua que bebe es embotellada, podría estar perdiendo los beneficios que tiene el flúor para prevenir la caries.

Tenga cuidado con el estilo de vida con bajo nivel de carbohidratos
A pesar de su popularidad, las dietas con un bajo nivel de carbohidratos pueden causar mal aliento. Una dieta equilibrada y saludable para los dientes puede ayudar a reducir la formación de caries.

Aumente su ingesta de calcio
Después de los 20 años, tanto en hombres como en mujeres, la densidad ósea se pierde más rápido de lo que se regenera, de manera que es importante reponer el calcio perdido tomando un suplemento diario y consumiendo frutas y verduras de hoja verde oscuro, que son las más ricas en calcio. Estos alimentos también le ayudarán a reducir la acumulación de ácido en la saliva, lo que puede llevar al deterioro del esmalte dental.

Tome una dosis diaria de vitaminas C y D
Estas vitaminas contribuyen a la absorción de minerales saludables para la boca, como el calcio y el fósforo, que a su vez contribuyen al tejido de los huesos y de las encías para mantenerlos en buen estado. Esa es una manera sencilla de mantener la higiene dental y de combatir la enfermedad de las encías.

Deje de fumar
El cigarrillo es uno de los mayores causantes del envejecimiento bucal. Según el Centro para el Control de Enfermedades, más de 22 millones de mujeres en Estados Unidos fuman. Además de manchar los dientes, el hábito de fumar no solo impide que el organismo absorba el calcio, sino que también puede causar enfermedades potencialmente mortales, como el cáncer bucal. Por lo tanto, deje de fumar así puede disfrutar de los beneficios para la salud y puede lucir una hermosa y saludable sonrisa.
Fuente: OralB.com

Cómo cuidar los dientes de los niños

¿Cómo puedo evitar la formación de caries por causa del biberón?
Una vez que los dientes de su bebé comienzan a salir, debe extremar cuidados para que no se formen caries en esos dientes. A los bebés se les pueden formar caries por el contacto con la tetina del biberón. Esto ocurre cuando se les da leche, leche maternizada o jugos con el biberón por un período prolongado, especialmente a la hora de dormir o a la hora de la siesta. No debería usar un biberón como chupete. Si debe darle a su bebé un biberón a la hora de dormir o a la hora de la siesta, solo dele agua. No debería darle a su bebé un chupete que se haya embebido en miel o azúcar.

¿Cómo cuido las encías de mi bebé?
El cuidado de la salud dental debe comenzar desde el nacimiento. Luego de alimentarlo, limpie delicadamente las encías del bebé con un paño o gasa suave, limpio y humedecido.

¿Qué debería saber sobre la dentición?
La molestia por causa de la dentición puede hacer que su bebé esté irritable. Puede aliviar un poco su malestar frotando delicadamente las encías con un dedo limpio o un paño suave y húmedo. Un mordedor fresco también puede ayudar a aliviar las delicadas encías de su bebé.

Cuando aparecen los primeros dientes, comience a limpiarlos diariamente con un cepillo dental de cerdas blandas para niños. Limpie periódicamente la boca de su bebé luego de darle de comer para hacer del cuidado dental un hábito.

¿Cuándo le saldrán los dientes a mi bebé?
Los dientes comienzan a formarse en la boca de su bebé mucho antes de que nazca. A continuación le detallamos los meses en los que pueden aparecer:

  • Incisivo central (los dos dientes delanteros superiores e inferiores): entre los 6 y 12 meses
  • Incisivo lateral (los dos dientes que flanquean los dos incisivos delanteros superiores e inferiores): entre los 9 y 16 meses
  • Caninos (los dientes puntiagudos del maxilar superior): entre los 16 y 23 meses
  • Primeros molares (muelas posteriores superiores e inferiores): entre los 13 y 19 meses
  • Segundos molares (muelas posteriores superiores e inferiores): entre 22 y 33 meses

Los 20 dientes temporales, también llamados dientes de leche, están en los maxilares al momento del nacimiento. Los dos dientes delanteros inferiores son los primeros en aparecer. Esto suele ocurrir alrededor de los 6 meses posteriores al nacimiento. No se preocupe si tardan en salir un poco más en su bebé. Las cifras que aquí se muestran son solo aproximadas. Para cuando el niño ya tiene 3 años, debe tener los 20 dientes temporales.

¿Cuál es la relación entre el esmalte, el flúor y la buena salud dental?
El esmalte es la sustancia más dura de nuestro organismo, es la capa exterior del diente que lo protege del deterioro y de la caries. El flúor es una sustancia que aparece naturalmente y que puede fortalecer el esmalte dental para que sea más resistente contra la caries. Algunas fuentes de flúor que ayudan a prevenir la caries son el agua potable, las cremas dentales y los enjuagues bucales que contienen flúor. Su dentista o médico puede recomendarle o recetarle tratamientos adicionales con flúor para contribuir a la salud dental de su hijo. Siga sus instrucciones al pie de la letra. Demasiado flúor puede modificar la composición del esmalte dental y provocar la decoloración.

¿Qué hago para que no tenga miedo de la primera visita al dentista?
Su hijo debería ir a un dentista al cumplir 1 año. Puede hacer que la primera visita al consultorio dental sea agradable y positiva. Antes de ir, explíquele a su hijo que alguien revisará y limpiará sus dientes. Deje que el dentista y otros miembros del personal del consultorio le hablen sobre los demás procedimientos para la salud dental. Su dentista examinará la boca de su hijo para verificar que no haya caries incipientes ni ningún otro tipo de problema dental. También le dirá a usted todo lo que debe saber para ayudar a su hijo a crecer sin caries.

¿Qué clase de cremas dentales les gustan a los niños?
Una excelente manera de fomentar en su hijo la higiene bucal es con una crema dental con flúor de sabor agradable. El sabor y la apariencia de la crema dental pueden hacer del hábito del cepillado de dientes una experiencia más placentera, así los niños son más propensos a cepillarse dos veces al día y durante un período más prolongado. El correcto cepillado de los dientes puede ayudar a prevenir la formación de caries, la enfermedad de las encías y otros problemas dentales. Los niños de 6 años o menos deberían cepillarse dos veces al día con una cantidad de crema dental equivalente al tamaño de un guisante y un cepillo de cerdas blandas para eliminar la placa y aportar a sus dientes la protección del flúor. Antes de los 2 años, los niños no deberían usar crema dental con flúor.

¿Qué rol cumple la nutrición en un desarrollo dental saludable?
Los buenos hábitos alimenticios ayudan a tener dientes saludables. Muchos de los bocadillos que comen los niños pueden favorecer la formación de caries. Intente limitar la cantidad de bocadillos que come su hijo. Si su hijo debe comer bocadillos, elija alimentos nutritivos como verduras, yogur y queso descremados.

¿Cuándo debería mi hijo comenzar a usar hilo dental?
Debería comenzar a limpiar los dientes de su hijo con hilo dental ni bien tenga dos dientes juntos entre sí. A medida que usted vea que su hijo va adquiriendo destreza, puede mostrarle cómo limpiarse con hilo dental. Lo importante es que usted limpie los dientes de su hijo con hilo dental hasta que pueda hacerlo por sí mismo. Use hilo dental como el Glide®, que no lastima los dientes ni causa molestias en las encías.
Fuente: crest.com